Donar
News

Inspirador Papo Vives

Inspirador Papo Vives

Por décadas ha motivado a miles de estudiantes a descubrir la fascinación de las ciencias y a conocer mejor el planeta en el que vivimos.

Además, ha instado a varias generaciones a escudriñar el universo desde la azotea de la escuela superior de Quebradillas, donde creó junto a otros colegas un singular observatorio astronómico.

El profesor Miguel Ángel Vives Heyliger también ha contribuido a documentar la variada flora puertorriqueña y es reconocido como uno de los mejores botánicos de la Isla.

Por su carrera de excelencia para el beneficio de la educación puertorriqueña el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) le confirió esta semana un doctorado Honoris Causa en Ciencias.

Al recibir el galardón, durante la nonagésima octava colación de grados del RUM, Vives Heyliger dijo que la distinción “es muy grande para mi pueblo, para mi familia y para todo Puerto Rico”.

La vida de “Papo Vives”, como se le conoce en Quebradillas, ha estado dedicada a la educación y a impactar a sus alumnos con cada experimento que dirigió desde la escuela superior de la ciudad pirata.

Aunque hace unos años culminó la cátedra, desde el barrio San José de Quebradillas continua sus estudios científicos y allí se desempeña como un botánico de primer orden.

Su amor por la flora puertorriqueña lo ha llevado a descubrir especies únicas y a actuar como defensor de los bosques y de nuestros recursos naturales.

El profesor Vives Heyliger aprovechó el reconocimiento en el RUM para agradecer el respaldo de mentores como Roy Woodbury, Juan A. Rivero y José A. Mari Mutt.

“Yo aprendí a amar las plantas con Roy Woodbury. Él abrazaba, besaba y olía los árboles… eso es lo que me pasa a mí, que hasta que el árbol no me llega al alma, no lo abandono”, dijo el jovial educador, quien se compara con el “el árbol de samán, pues es el árbol por excelencia… porque lo tiene todo”.

Su experiencia académica explicó que fue motivada por el doctor Rivero, quien le dio la oportunidad de impartir cursos en el RUM con un nombramiento ad honorem en el Departamento de Biología.

“Aproveché el título para irme a la biblioteca. Allí estudié a Agustín Stahl, sus acuarelas, aquello fue grande para mí porque me abrió muchas puertas. Incluso, colaboré con el doctor Rivero en el libro Las flores silvestres de Puerto Rico”, apuntó.

“Mister Vives” es una enciclopedia científica e impresiona por su capacidad de recordar nombres de plantas autóctonas y otros expertos en el campo lo reconocen como el mejor taxónomo boricua.

Al presente, Vives Heyliger centra sus esfuerzos en la investigación hepática y coordina estos esfuerzos con botánicos europeos, informó el RUM en un comunicado de prensa.

Su ayuda desinteresada, así como su colaboración en las investigaciones de estudiantes graduados del RUM le han separado un lugar entre los grandes, agregó la institución al rendir tributo al educador quebradillano, en cuyo honor también se ha bautizado el arbusto Reynosia vivesiana y el helecho Adiantum vivesii.

La Reynosia vivesiana (Rhamnaceae) es una especie de arbusto leñoso previamente no catalogada, conocida en el bosque seco del suroeste de Puerto Rico, donde ha sido registrada en un área pequeña de la Reserva Forestal de Guánica, según registró Carlos Trejo en un reporte especializado de botánica.

Trejo indicó que la planta fue tratada por más de siete décadas como R. guama Urban, una especie hermana de las Islas Vírgenes.

Sin embargo, destacó que la nueva R. vivesiana se distingue de R. guama y de las otras dos especies de Reynosia Grisebach de Puerto Rico por sus ramas jóvenes, peciolos y estipelas glabras, así como por sus frutos más pequeños de alrededor de 9 mm de largo, entre otras características.

La segregación de R. vivesiana respecto de R. guama realza la importancia de ambas especies desde el punto de vista de su conservación agregó Trejo, quien pidió protección para la Reynosa vivesiana.

Híbrido

Sobre el helecho Adiantum vivesii, el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS por sus siglas en Inglés) recomendó en 2008 que se considere remover de la lista de especies protegidas bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción.

La recomendación se basó en información científica que concluyó que la planta no es una especie, sino un híbrido que no tiene la capacidad de reproducirse sexualmente.

Esta información ha sido incorporada a la revisión de estatus que periódicamente la agencia realiza para cada una de las especies protegidas.

En el 1985, el doctor George Proctor descubrió el helecho Adiantum vivesii, en una finca privada en Quebradillas, Puerto Rico, y la planta se listó bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción en el 1993, ya que su distribución estaba limitada a una localidad.

En ese momento se creía que existían cerca de 1,000 individuos. Con una distribución tan limitada, se entendía que el helecho estaba muy vulnerable ante posibles modificaciones o destrucción de su única localización.

En el 1995, el USFWS escribió un plan de recuperación para este helecho. Sin embargo, un estudio reciente lo clasificó como un híbrido estéril, producto del cruce entre dos especies de helecho comunes y el producto carece de la capacidad de reproducirse.

Tagged: , , , , , , ,